¿Que me conviene mas?: Alianza comercial o Sociedad mercantil?

 In Contratos y convenios, Emprendedores

Cuando se inicia un negocio, es posible que requieras de socios comerciales, ya sea porque tienes la idea, pero no cuentas con el capital para ejecutarla, o bien, porque cuentas con el capital pero no tienes los conocimientos suficientes en el sector o falta el know how del negocio que pretendes desarrollar.

En estos casos es importante que inicies una relación sana con tus socios comerciales, pero ¿cómo lograr esto?, puedes comenzar definiendo básicamente lo siguiente:

1. El esquema de negocio, (productos y/o servicios, comercialización, franquicia, etc), en general, de que tratará el negocio que van a crear,
2. Los derechos y obligaciones de cada socio,
3. Las aportaciones o recursos que los socios se obligan a realizar en beneficio del negocio. Estas aportaciones pueden ser (i) dinero, (ii) en especie, por ejemplo, aportar el edificio donde funcionará el negocio, la marca comercial, software, etc.,
4. El destino de los recursos aportados, y por último, pero no menos importante,
5. El esquema de distribución de ganancias y pérdidas del negocio.

Una vez que tienes definido lo anterior, debes preguntarte: ¿qué es lo que se debe firmar para que todos los socios estén tranquilos?

Lo que recomiendo, en principio, es firmar una alianza comercial.

La alianza comercial es un contrato en el cual se incluyen de forma clara y a detalle, todos los acuerdos de los socios (principalmente los 5 puntos que se mencionan anteriormente).

El motivo de mi recomendación deriva de lo práctico que puede resultar la ejecución del contrato de alianza contra lo difícil que puede resultar para los nuevos empresarios, poner en práctica las disposiciones contenidas en los estatutos sociales, aunado a lo tedioso que resulta disolver o terminar una sociedad constituida ante Notario o Corredor Público.

Ahora; no afirmo que siempre la ALIANZA COMERCIAL sea lo más ventajoso y la SOCIEDAD MERCANTIL sea una mala opción. Ambas opciones son verdaderamente útiles para esas uniones de socios, cada una tiene sus ventajas y desventajas; incluso lo que puede crearse como una ALIANZA COMERCIAL, posteriormente se convierte en un negocio exitoso y se tiene que dar paso a una SOCIEDAD MERCANTIL, para darle más permanencia a dicho negocio.

Estas figuras jurídicas no están peleadas una con la otra, incluso en muchos casos se complementan. Sin embargo, para saber cuál es la mejor opción para tu negocio, es importante que se identifique, entre otras cosas: (1) la viabilidad del negocio, (2) analizar las aportaciones que cada socio va a realizar en beneficio del proyecto, (3) la fase de incubación y/o emprendimiento en que se encuentre el negocio, para que al final se determine cuál es la mejor manera de asociarse.

“Recuerda: puedes evitarte dolores de cabeza y estrés, además de ahorrarte recursos económicos, si cuidas el aspecto legal de tu negocio.”

Gabriela Martínez, Abogada Corporativa

enero, 2018

Recent Posts

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES.

Cerrar